13 febrero 2013

Brahms, Von ewiger Liebe


Renoir-Roses
Von ewiger liebe (Del amor eterno) op. 43/1, es un lieder compuesto por Johannes Brahms considerado uno de los mejores y más conocidos de su autor. Se publicó en 1864 cuando Brahms tenía treinta y un años, y en la primera edición figuraba el nombre de Josef Wenzig como autor del texto, el cual se sigue mencionando todavía en la actualidad, a pesar de descubrirse un original escrito en 1837 por August Heinrich Hoffmann von Fallersleben. De todos modos, von Fallersleben se basó a su vez en una traducción libre de Leopold Haupt de un Volkslieder (obra de tradición popular ) escrito en el dialecto venda hablado por los sorbios, un pueblo eslavo occidental reconocido en Alemania como minoría nacional.

Cuando Brahms pone música a Von Ewiger liebe es la época de plenitud del romanticismo, un movimiento literario que encarna los ideales del individualismo, el sentimentalismo, la irracionalidad y la subjetividad, junto con un gran interés en la naturaleza y la exaltación del héroe, cualidades todas evidentes en el poema. La puesta en escena es un perfecto ejemplo de su genio, habilmente pinta las texturas que dan sabor a la canción, el relato de un amor entre dos jóvenes sencillos. Sonidos profundos en el registro del piano nos presentan la escena inicial del bosque oscuro y preparan la entrada del cantante cuatro compases más tarde, una voz que debe poseer control del tono y amplitud de expresión. La sección do menor establece perfectamente el estado de ánimo del muchacho intensamente emocional e irracional, erróneamente convencido de que su amor está sufriendo la vergüenza y la desgracia a causa de su relación. Re mayor, sienta las bases de la joven y heroína que asegura tranquilamente y con calma a su novio de que el hierro y el acero pueden fundirse, pero el amor verdadero dura para siempre. El acompañamiento refuerza la vehemencia de sus palabras con insistencia y concluye con un acorde tranquilo y sostenido.

Hugo Wolf, quien despreciaba casi todas las obras de Brahms, se rindió a este lieder expresando su admiración por su forma audaz y su profunda emoción.

Romero de Torres-Canto de amor

Del amor eterno

¡Qué oscuro, ay que oscuro, en bosques y campos!
Ya ha caído la tarde y el mundo está en silencio
Ni humo ni luz hay ya
y hasta la alondra ha callado

Del pueblo sale un joven
que acompaña a su amada a casa
Juntos atraviesan un bosquecillo de sauces
y él le dice tantas cosas, más o menos así:

"Si sufres alguna afrenta o alguna pena,
si otros te afrentan por mi cáusa,
que nuestro amor se escinda tan pronto,
tan rápido, como otra vez se unió;
desaparezca con la lluvia y el viento
tan rápido como otra vez se unió"

Habla entonces la doncella y dice
"¡Nuestro amor no se puede escindir!
Firmes son el hierro y el acero,
pero más firme es nuestro amor

El hierro y el acero se pueden forjar
pero nuestro amor, ¿quién lo puede cambiar?
El hiero y el acero se pueden fundir
¡nuestro amor ha de durar toda la eternidad!



Von ewiger liebe (Original en alemán)

Dunkel, wie dunkel in Wald und in Feld!
Abend schon ist es, nun schweiget die Welt.
Nirgend noch Licht und nirgend noch Rauch,
Ja, und die Lerche sie schweiget nun auch.

Kommt aus dem Dorfe der Bursche heraus,
Gibt das Geleit der Geliebten nach Haus,
Führt sie am Weidengebüsche vorbei,
Redet so viel und so mancherlei:

»Leidest du Schmach und betrübest du dich,
Leidest du Schmach von andern um mich,
Werde die Liebe getrennt so geschwind,
Schnell wie wir früher vereiniget sind.
Scheide mit Regen und scheide mit Wind,
Schnell wie wir früher vereiniget sind.«

Spricht das Mägdelein, Mägdelein spricht:
»Unsere Liebe sie trennet sich nicht!
Fest ist der Stahl und das Eisen gar sehr,
Unsere Liebe ist fester noch mehr.

Eisen und Stahl, man schmiedet sie um,
Unsere Liebe, wer wandelt sie um?
Eisen und Stahl, sie können zergehn,
Unsere Liebe muß ewig bestehn!«

No hay comentarios: