27 diciembre 2008

Joseph Lanner y el Vals


Generalmente asociamos a la palabra "Vals" el nombre de los Strauss (padre e hijos) autores de famosos valses, pero esta danza no fue creada por ellos, existía ya desde mucho tiempo antes.
El musicólogo francés Desrat en su Historia de la Danza Contemporánea, escribe que el vals a tres tiempos es de origen francés y que Enrique III de Francia bailó el primero con el nombre de "Volte". En un manuscrito del siglo XII se cita un nuevo baile de origen provenzano llamado "Volta", que se danzó en París en noviembre de 1178 e hizo las delicias de la Corte de Valois. Al parecer, más adelante los alemanes lo adoptaron con el nombre de "Waltzer" que significa girar. En la Europa central, especialmente en zonas contiguas a los Alpes se popularizó en ambientes rurales el Ländler, gracioso baile campesino danzado por parejas al compás del tres por cuatro y que pronto se extendió por Europa durante el siglo XVIII, aunque no estaba bien visto como un baile serio.


El famoso compositor romántico Carl Maria Von Weber con su hermosa obra "Invitación a la Danza" fue quien abrió las puertas de los salones al vals. El baile mantenía el tiempo ternario y sus giros característicos, pero se modificó la estructura y se refinaron sus formas.

Josef Lanner, que había nacido en Austria el año 1801, era en gran parte autodidacta y tocaba el violín en una pequeña orquesta de danza vienesa. Muy joven decidió crear un pequeño conjunto musical, un cuarteto de cuerdas, actuando en cafés, restaurantes y salones, interpretando sus deliciosos "Ländlers" y los primeros valses vieneses. Se hizo pronto conocido y famoso y con el tiempo fue aumentando el número de músicos, de diez a veinte, veinticinco y hasta treinta en ocasiones especiales hasta formar una pequeña orquesta. Uno de los músicos se llamaba Johann Strauss (padre) y llegó a ser su segundo.


Johann Strauss y su Orquesta

En fiestas populares, como el Carnaval, para poder atender todas las demandas los dos actuaban por separado, y pronto se hizo evidente una gran rivalidad entre ambos avivada por el entusiasmo del público que se manifestaba a favor de uno u otro. Finalmente ocurrió la ruptura y se formaron dos orquestas distintas. Hubo muchos rumores y comentarios sensacionalistas sobre la fuerte enemistad que existía entre ellos, pero lo cierto es que mantuvieron un respeto mutuo y en repetidas ocasiones incluso volvieron a tocar juntos.

En la Viena de entonces, hacia 1830, desaparecidos ya Haydn, Mozart y Beethoven, se producía la eclosión del período romántico ya iniciado años antes . Al público aficionado a la ópera, a los conciertos y audiciones sinfónicas, sucedía otro más frívolo que se entregaba en brazos de los valses de Lanner y Strauss. Según frase de un crítico de la época "En Viena se almuerza, se cena y hasta se duerme al son del vals". Valses por las calles, en los salones, valses por todas partes y hasta en las buhardillas más humildes se veían parejas valsando. Tampoco faltó quienes señalaban que todo aquel entusiasmo estaba manipulado por los políticos de la época para distraer a la población de las ideas revolucionarias que barrían febrilmente Europa.


Una vez separados artísticamente, cada uno con su propia orquesta e interpretando sus propias obras, mientras Josef Lanner prefería permanecer en Viena considerando el vals como propio de su país y difícil de apreciar por otros públicos, Johann Strauss decidió viajar para darlo a conocer y quizá también para alejarse un tiempo, visitando Alemania, los Países Bajos, Bélgica, Inglaterra y Escocia, obteniendo grandes éxitos y extendiendo su popularidad.
Josef Lanner fue nombrado para el puesto de Musik-Direktor del Redoutensäle en el Palacio Imperial de Hofburg, siendo su principal cometido dirigir los conciertos que se celebraban en honor de la nobleza y componer nuevas obras para la Orquesta de la Corte.


El Palacio Imperial de Hofburg, en Viena

Durante una epidemia de tifus que asoló Viena en el año 1843, Lanner falleció el Viernes Santo 14 de Abril, dos días después de haber cumplido cuarenta y dos años. Tuvo dos hijos, Augusto que murió a los 21 años y Katharina, bailarina de ballet clásico que fue prestigiosa profesora y coreógrafa en Londres y vivió hasta edad avanzada.
Johann Strauss I murió en 1849, a los 45 años. Sin duda, su nombre como compositor de valses ha perdurado más hasta nuestros días sobre todo por las obras de su hijo Johann II y sus dos hermanos Josef y Eduard que mantuvieron activa la Orquesta durante todo el siglo diecinueve, hasta que se disolvió en el año 1901.


A continuación podemos escuchar alguno de los más conocidos valses de Joseph Lanner.

1 comentario:

Milciades Palmer Rodriguez dijo...

Buen articulo! nuevamente, muy agradecido.