12 diciembre 2010

El Lago de los Cisnes (Swan Lake)



El Lago de los Cisnes, conocido también por su título en inglés Swan Lake, es sin discusión alguna el rey de todos los ballets. Su romántico argumento y la maravillosa música de Tchaikovsky lo convierten en una obra maestra de gran belleza, aunque sus azarosos inicios no hacían presagiar este futuro. Poco después de la Pascua de 1875, el director del Teatro Imperial de Moscú, Vladimir Begichev, invitó a Tchaikovsky a componer la música para un ballet por la suma de 800 rublos. El argumento era de Vladimir Begichev y un tal Geltser, que fundamentaron la base de la historia en una leyenda teutónica titulada "Der Schwanensee". Era el tipo de cuento de hadas que tanto gustaba a los rusos y no resulta chocante que también hiciera las delicias del propio Tchaikovsky.
A pesar de ello, no comenzó a trabajar en el ballet inmediatamente. En el momento del encargo estaba ocupado en la Tercera Sinfonía en Re mayor y, sabiamente, decidió no interrumpir la composición pasando el verano en Ussovo terminándola. Eventualmente, en agosto prestó atención al nuevo trabajo, inspirada creación que manaba de él como un río ruso en plena crecida y en el transcurso de pocas semanas completó dos actos. En una carta fechada el 22 de septiembre y dirigida a su amigo Rimsky-Korsakov, el compositor decía: La Dirección de la Opera me ha encargado que escriba la música del ballet "El Lago de los Cisnes". Acepté la obra particularmente porque deseo el dinero, pero también porque hace tiempo que quería probar mi mano en este tipo de música.

Tchaikovsky siguió trabajando en la partitura, a la que incorporó algunas piezas pertenecientes a un breve ballet escrito para los niños de su hermana Mme. Alexandre Dadidov -cuando estuvo con ellos en 1871 en su casa de Verbovka- y el dúo de amor del último acto de la malograda "Undine", su segunda ópera, para el "pas de deux" de Odette y Sigfied en el Acto II.

 

Retrato de juventud del compositor. Tchaikovsky tenía 35 años al escribir el ballet.

El Lago de los Cisnes se estrenó un año más tarde, el 4 de marzo de 1876, en el famoso Teatro Bolshoi de Moscú. Sin embargo, por razones desconocidas e incomprensibles, su montaje fue realizado de forma desastrosa. La representación se preparó de forma apresurada en beneficio de una bailarína llamada Karpakova; la coreografía, compuesta por un cierto Julius Reisinger, era vulgar y carente de relación con la música, la escenografía y vestuario eran pobres. Por si fuera poco el director, un semiaficionado llamado Ryabov, se mostró como abrumado con la partitura, diciendo que jamás había visto nada tan complicado. Varios de los números, casi una tercera parte de la obra entera, fueron considerados indanzables y muchos de ellos reemplazados por otros de distintos ballets favoritos de los solistas.

Tchaikovsky sufrió su primera experiencia en el mundo del ballet, pero tomó todo ello con filosofía. A diferencia del período de preparación de sus óperas, se había mostrado sin su acostumbrada excitación nerviosa, casi esperando el fracaso. No obstante, no volvió a componer hasta el otoño de aquel año y en verano durante unas pequeñas vacaciones asistió al Festival de Bayreuth; obvio es decir que la música de Wagner no era precisamente la que más podía entusiamarle. Tchaikovsky parece ser que perdió todo interés por "El Lago de los Cisnes" después de su estreno y tampoco se tienen noticias del ballet.

En 1879 Mme. von Meck -su conocida mecenas y confidente- le escribió una carta en la cual decía que junto a élla se hallaba un joven músico francés llamado Claude Debussy, quién a su petición acababa de publicar su primera obra: una transcripción para dos pianos de una parte del ballet. Olav Hansen hizo una revisión y coreografió de nuevo la obra, presentándola en 1882 en el Bolshoi con mayor éxito que el obtenido en su estreno. Esto hizo que Tchaikovsky se tomara el suficiente interés como para considerar extraer una suite orquestal. Luego, en 1888, vio una representación del segundo acto que le complació y renovó su entusiasmo, durante una visita a la ciudad de Praga.

 

Así, cuando al año siguiente Ivan Alexandrovich Vsevolzhsky, el influyente director de los Teatros Imperiales de San Petersburgo, le invitó a que compusiera otro ballet, se puso a trabajar en la nueva obra sin más dilación. El 15 de enero de 1890 se estrenaba en el Teatro Mariinsky "La Bella Durmiente", con coreografía del gran Marius Petipa. Fue un éxito absoluto y en el término de los dos años siguientes se le volvió a hacer un nuevo encargo: "El Cascanueces". Por fin, era reconocido como maestro de la música de ballet y Vsevolzhsky le pidió que revisara la partitura de "El Lago de los Cisnes" para hacer un nuevo montaje. El compositor prometió hacerlo, pero no vivió para llevarlo a cabo, murió el 6 de noviembre de 1893, pocos días después del estreno de la Sexta Sinfonía.

Reconociendo el ballet como obra maestra, Vsevolzhsky se hizo cargo del proyecto y envió la partitura con cualquier tipo de revisiones que el compositor hubiera hecho a Marius Petipa. Pero éste se hallaba ocupado en otro ballet y más adelante cayó enfermo por lo cual después de haber esbozado un plan general, confió el trabajo a su ayudante Lev Ivanov coreógrafo no menos inteligente que su celebrado maestro. No hubo tiempo de terminar toda la obra y a requerimiento de los Teatros Imperiales que deseaban rendir un homenaje a Tchaikovsky, el 29 de febrero de 1894 se representó solamente el segundo acto. En los meses siguientes Petipa reincorpóró los cortes y omisiones hechos en el estreno de 1877, coreografió conjuntamente con Ivanov, además de contar con la colaboración de Modest, hermano de Tchaikovsky, y del director Riccardo Drigo que adaptó tres piezas para piano del opus 72, e hizo algunas revisiones en la orquestación. Finalmente, el 27 de enero de 1895 tuvo lugar la representación completa de El Lago de los Cisnes en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo, con la famosa bailarina Pierina Legnani en el doble papel de Odette-Odile.

 

Antes de pasar a la sinopsis, queremos aclarar que raramente ha podido existir una obra musical tan alterada, enmendada, abreviada y manipulada como "El Lago de los Cisnes". La mayoría de las alteraciones fueron determinadas por exigencias coreográficas o de montaje y, a veces, por la influencia del gusto musical del público. Con frecuencia se suele representar sólo el acto segundo, debido a la extensa duración de la obra completa y a la costosa presentación. Sin embargo, escuchar o ver el ballet completo permite al oyente-espectador medir toda la grandeza y posibilidades de la concepción de Tchaikovsky y apreciar su sin rival capacidad de producir un hermosísimo y apasionado caudal melódico, no menos notable que la comunicación por estructura y forma de la escuela germana. La sinopsis que ofrecemos es la clásica según su versión original. John Cranko y Rudolf Nureyev modificaron el final haciendo que sólo muriera el príncipe, mientras Odette seguía en poder del mago. Kenneth Macmillan realizó un montaje haciendo que toda la historia fuera un sueño de Sigfried y al final era feliz junto a Odette. También Vladimir Bourmeister en Moscú y la Opera de París hizo algunas modificaciones en la historia. Finalmente, una de las más importantes fue la del Ballet Soviético en el año 1934, donde se cambiaron por completo a los personajes y el relato; la música suponemos que era la original de Tchaikovsky aunque es posible que fuera adaptada a la nueva acción.

  
ACTO I

La acción tiene lugar en Alemania, durante la edad media. El primer acto se inicia en un magnífico jardín. Al fondo se ve un castillo, la mansión del príncipe Sigfried y su madre, la princesa reinante. El alegre príncipe ha llegado a su mayoría de edad. Las muchachas y los jóvenes del lugar han acudido al castillo y felicitan a Sigfried quién les ofrece una fiesta y todos bailan animadamente. El príncipe se halla a gusto entre los que hasta ahora han sido sus compañeros y amigos y parece divertirse mucho con las jóvenes que va escogiendo como parejas de baile. Las muchachas halagan a Sigfried, pues es costumbre que al cumplir la mayoría de edad elija a su futura esposa.
Durante la fiesta aparece la princesa madre y la danza se interrumpe para recibir a la augusta señora y a su séquito. Sigfried abandona a su pareja y acude a saludarla, se inclina ante ella y besa su mano. La dueña del castillo da consejos a su hijo, debe moderar sus diversiones y en especial le recuerda su deber de casarse y cumplir con las obligaciones que su linaje le impone. Sigfried asiente. Luego su madre anuncia a los asistentes que próximamente se celebrará un baile, en el cual Sigfried deberá elegir a su prometida. Cuando la princesa se retira, reina una gran alegría entre los amigos de Sigfried, le felicitan, le abrazan y dan buenos consejos. Se ve pasar una bandada de cisnes y los jóvenes proponen salir de cacería, pero las muchachas se enojan. Sigfried duda, aunque finalmente se une a sus compañeros y alegremente se marcha con ellos hacia los bosques cercanos.

  
Vals del acto I

ACTO II

 La escena se sitúa en la ribera de un maraviloso lago bañado por la luz de la luna. En realidad son los dominios del mago Von Rothbart quien se aparece con figura de buho o murciélago. Los cisnes se deslizan por su superficie, dirigidos por uno que lleva una corona, cruzan el lago y se aproximan a la orilla. A medida que que saltan a tierra se van convirtiendo en bellísimas jóvenes que bailan hermosas danzas. Su reina, el cisne que lleva una corona es Odette.
Se oyen cercanos los cuernos de caza y ellas quedan sorprendidas cuando ven al príncipe que se aproxima lentamente hasta el lago. Sigfried queda deslumbrado ante la belleza de Odette, está seguro de no haber visto nunca una mujer tan hermosa; se acerca a ella y tembloroso le pregunta quien es. Odette le cuenta su historia. Ella y sus compañeras están dominadas por un hechicero que las ha convertido en cisnes. Tan sólo a medianoche y por poco tiempo, le es pemitido volver a su forma humana. En vano ha suplicado al mago que les libre del cruel encantamiento, sólo desaparecerá cuando un hombre que no haya amado a ninguna otra mujer, le jure amor eterno.
Sigfried queda profundamente impresionado por el relato y le dice que él es el hombre que espera. Sin advertirlo se ha enamorado de Odette y su rostro y su figura han quedado grabadas en su corazón para siempre. Ardorosamente, le pregunta quien es el mago y se ofrece para matarlo, pero Odette atemorizada, se niega a su petición. Enfurecido ante la audacia de Sigfried aparece Von Rosthbart. El príncipe se lanza sobre él con su arco, pero Odette impide que se derrame sangre y se interpone antre ambos, pues teme la venganza del mago. Ante su actitud, Sigfried abandona la orilla del lago y vuelve con sus compañeros. El sol ya apunta en el horizonte y está emprezando a amanecer. Al conjuro del poder del mago, las jóvenes vuelven a convertirse en cisnes y desaparecen deslizándose sobre las aguas del lago.


 
Música completa del Acto II 

 


 

ACTO III

Nos hallamos en el espléndido salón principal del castillo. Es la noche del baile y los sirvientes disponen los preparaivos del último minuto. La princesa y Sigfried entran con su séquito y ocupan sus lugares en espera de los invitados. El maestro de ceremonias llama la atención de la asamblea, se oye una fanfarria y se anuncian los invitados de paises muy diferentes. Las distintas princesas, de entre las cuales Sigfried ha de elegir esposa, se presentan ante él, pero éste no muestra interés alguno por ninguna de ellas.

Al finalizar un vals, durante el cual el príncipe baila con algunas de sus presuntas esposas, su madre le pide que haga su elección, pero él no está aún en disposición de poder hacerlo. En este momento, otra fanfarria anunciala llegada de un nuevo visitante, que no es otro que el mago Von Rothbart disfrazado de Caballero del Cisne Negro acompañado de su hija Odile a la cual mágicamente ha dotado de la apariencia de Odette. El engaño hace su efecto porque inmediatamente Sigfried solicita bailar con élla, mientras el resto de invitados se une a la fiesta. Odile ejecuta una maravillosa danza que deja a todos fascinados y Sigfried la presenta a su madre como la elegida, Von Rothbart se acerca y poniendo la mano de su hija sobre la del príncipe le pide que le jure eterno amor. Después de hacerlo, el mago revela su verdadera personalidad y la de su hija cundiendo el pánico entre todos los asistentes. Sigfried cae presa de la profunda angustia al darse cuenta del engaño del que sido objeto, mientras una de las ventanas se abre violentamente y aparece la verdadera Odette reprochándole con desesperación su promesa rota.

  Música completa del acto IV

 

ACTO IV 

Junto al lago, las doncellas-cisne danzan esperando el retorno de Odette. Su baile es lánguido, intranquilo, como presintiendo algo triste. La pálida luz de la luna ilumina el paisaje y resalta las hermosas figuras blancas y etéreas. Llega Odette que con gran desespero relata lo sucedido en el castillo y como el mago impedirá que ella y Sigfried sean felices. Sus compañeras tratan de consolarla, pero Odette intenta arrojarse al lago para escapar del poder y opresión de Von Rothbart. A tavés del bosque un joven llega corriendo: es Sigfried. Los dos enamorados se abrazan y declaran ardientemente su amor. Se desata una violenta tormenta conjurada por el diabólico mago, aparece Von Rothbart que se interpone entre ellos, y nada pueden contra su poder. Finalmente, Odette se lanza al lago y Sigfried incapaz de vivir separado de ella, la sigue. Su sacrificio rompe el hechizo, Von Rothbart desaparece y sobre el lago aparecen unidos los espíritus de Odette y Sigfried, se elevan y alcanzan en un éxtasis de serenidad infinita, la eterna felicidad. (En las versiones de Nureyev y Cranko este final es distinto).



Podemos ver la obra completa en diferentes versiones.(Iniciar la reproducción y pulsar el rectángulo derecho para elegir 

 una) 


16 comentarios:

Diego dijo...

una bella obra, la pobre princesa, se ve liberada de su hechizo solo con la muerte u.u :) muy hermosa historia ^^

Anónimo dijo...

¿Cuánto estiman que dura la obra completa?

Classic Musica dijo...

La versión que yo poseo en disco y de la cual he publicado algunos extractos dura más de dos horas.
La famosa grabación en vídeo del ballet con Fonteyn y Nureyev tiene una duración de 107 minutos.
Un saludo.

ALfREdO_O! dijo...

en una palabra: sublime!
Muchas gracias por la información

ADIL dijo...

Una hobra musical muy esquisita.... dura algo de dos horas..... me facina el comienso lugo los movimiento sincronisados... de toda la danza. Muy emotivo

Camila castaño dijo...

alguien me podria decir donde consigo la musica o donde la puedo encontrar o si me la pueden pasar

Classic Musica dijo...

Si te refieres a la obra completa, dura dos horas y media. Puedes probar en el buscador de Google poniendo: Tchaikovsky Swan Lake, puede que encuentres algo.
También en Amazón.com puedes encontrar CD y DVD con la obra completa o fragmentos y descargas, aunque de pago.
Espero que disfrutes mucho con esta maravillosa música.

Un saludo.

Anónimo dijo...

El lago de los cisnes siempre será una obra especialmente hecha para los corazones románticos y sensibles de todos los tiempos.

Anónimo dijo...

Cuantas escenas tiene el lago de los cisnes????

Classic Musica dijo...

El Lago de los Cisnes tiene 4 actos y 29 números musicales, entre los que hay 12 escenas repartidas en toda la obra. Estos datos son los que figuran en la grabación completa que poséo.

Como explico en la entrada, de esta obra se han hecho muchas adaptaciones y coreografías por diferentes e importantes compañías de ballet y se pueden encontrar variaciones en su duración, argumento y números.

Sandra Cancho Sánchez dijo...

Hola! soy estudiante i hago un trabajo de Tchaikofsky,considero que has echo un post muy completo y parece sacado de una buena fuente, me podrias decir si es así, que bibliografia has usado?? me harias un favor!

gracias!!

Sandra

Classic Musica dijo...

La fuente principal que he utilizado cita la bibliografía siguiente:

Cyril W. Beaumont: Complete Book of Ballets (Pulnam, Londres)

Edwin Evans: Tchaikovsky (J.M. Dent Sons Ltd.)

Modeste Tchaikovsky, ed. Rosa Newm

Arch: The Life and letters of Peter Ilych Tchaikovsky (John Lane)

Ed. Gerald Abraham: Tchaikovsky (Lyndsay Drummond Ltd.)

Oleg Kerensky: Ballet Scene (Hamish Hamilton)

Si no te és fácil hallar estas obras, en una biblioteca importante deberías encontrar buena información. Saludos.

Sandra Cancho Sánchez dijo...

muchas muchas gracias!!

Anónimo dijo...

no te dice lo que en verdad significa esta MUSICA

Fiore Rendon dijo...

Hola quisiera saver como se llama la cancion donde oded saca el cristal del arbol para cortar la cuerda del poni en la pelicula
porfavorr

Anónimo dijo...

Yo tengo 11 años pero el " Lago de los cisnes me encanta :)