26 octubre 2013

HALLOWEEN !



Falta ya poco para la celebración del Halloween, esta fiesta importada y cada vez más popular entre nosotros. Hubo una época en que lo típico era comer castañas y los dulces "panellets", visitar devotamente a los difuntos en los cementerios y asistir a una representación de Don Juan Tenorio de José Zorrilla que se prodigaba por todos los teatros, en la televisión y en la radio, interpretado por los más famosos actores.

La obra en cuestión, de versos muy pegadizos y conocidos, venía a cuento por la terrorífica escena final donde aparecía el espíritu del Comendador, muerto por la espada de Don Juan que acababa de deshonrar a su hija. Este personaje ha inspirado a gran número de escritores e incluso Mozart le dedicó su inmortal ópera. Pero no hablaremos de ella, sinó de otra en la que aparecen brujas y conjuros, fantasmas de muertos, visiones y muchas más cosas para pasar miedo.


A pesar de lo desagradable del tema, gracias al genio de Shakespeare, "Macbeth" es una de sus obras más populares y el compositor Giuseppe Verdi le puso música en una de sus mejores óperas. Gran admirador de Shakespeare, Verdi le dedicó en su madurez creativa otras dos magníficas obras: "Otelo" y "Falstaff".

Estrenada en el Teatro della Pergola, de Florencia el 14 de marzo de 1847, obtuvo un gran éxito y numerosas representaciones. En 1864 pidieron a Verdi música adicional, una ballet y un coro final, para una producción en el Théâtre-Lyrique Impérial du Châtelet en París. El compositor aprovechó la oportunidad para revisar toda la obra, requiriendo de nuevo al libretista Piave y la nueva versión se representó por vez primera el 21 de abril de 1865 con menos éxito, un fiasco, según las palabras del propio Verdi.

A partir de entonces, la ópera fue raramente representada. Dos producciones europeas, en Berlín en los años treinta y en Glyndebourne en 1938 y 1939, fueron importantes para ayudar a la reposición en el siglo XX. En 1959 apareció en la lista de la Metropolitan Opera por vez primera y en 1960 en la Royal Opera house Covent Garden. En la actualidad Macbeth se encuentra entre las más representadas del repertorio; en las estadísticas de Operabase aparece la n.º 31 de las cien óperas más representadas en el período 2005-2010, siendo la 19.ª en Italia y la novena de Verdi, con 123 representaciones.


La acción se sitúa en Escocia, año 1040. Macbeth, barón de Glamis y primo del rey Duncan regresa junto a Banquo, su compañero de armas en el campo de batalla, donde han vencido a los invasores de su país. Se encuentran con tres brujas que predicen a Macbeth que pronto será rey y a Banquo padre de reyes.
En su castillo, Macbeth y su esposa reciben al rey que premia a su primo con un nuevo título de barón de Cawdor. Pero la desmedida ambición de lady Macbeth empuja a su esposo a dar muerte al soberano mientras duerme, culpando del crimen a los sirvientes. Los hijos de Duncan, Malcom y Donalban huyen temiendo también por su vida y Macbeth es coronado rey.

Debatiéndose entre remordimientos y miedo a perder el trono, Macbeth invita a cenar a su amigo Banquo y a su hijo Fleance, pero ordena que les den muerte al llegar. Fleance consigue huir y el espectro de Banquo se aparece en la cena, acusando al nuevo rey y a su esposa por los crímenes cometidos. Macbeth vuelve a consultar a las brujas, las cuales hacen un conjuro en el que aparecen tres espíritus. El primero aconseja a Macbeth que se guarde de un personaje llamado Macduff. El segundo le dice que ningún hombre nacido de mujer lo vencerá y el tercero le vaticina que estará seguro mientras el bosque de Birnam no se mueva.


Macbeth marcha tranquilo, porque en apariencia nada puede vencerle. Cuando se entrera que Macduff ha desertado a Inglaterra, enfurecido manda dar muerte a toda su familia. Entretanto, lady Macbeth acosada por remordimientos, se pasea sonámbula por el castillo, viendo imaginarias manchas de sangre en sus manos y relatando el asesinato del rey Duncan, ante el espanto de su médico y los sirvientes. Conclusión: regresan Malcom, hijo de Duncan y Macduff con un ejército desde Inglaterra y camuflados con ramas de árboles del bosque de Birnam consiguen llegar al castillo y dar muerte a Macbeth. Lo hace Macduff que nació por cesárea de su madre ya muerta y por tanto no se le considera "nacido de mujer".

Más información sobre la obra de Shakespeare: AQUI
Más información ópera de Verdi: AQUI

Existió un rey Macbeth histórico que reinó de 1040 a 1057 pero su biografía es bastante distinta. Al parecer le correspondía el trono, pero el rey cambió las leyes sucesorias en favor de su nieto. Macbeth le dió muerte en una batalla y más tarde peregrinó a Roma en busca de perdón, como se solía hacer en aquellos tiempos. Shakespeare creó una obra de ficción, basándose en algunos hechos reales y relatos más o menos verídicos o legendarios. Su propósito sin duda era escribir una dura tragedia que reflejara las ambiciones, traición y lucha por el poder. ¿No suena esto un poco familiar aún tantos siglos después?


María Callas canta el aria "Una macchia..." acto II. Es una grabación "en vivo" del 7 de Diciembre del año 1952 en el Teatro alla Scala de Milán, con la dirección de Victor de Sabata. Hubiera debido dirigir Arturo Toscanini, pero su precaria salud lo impidió.



En el siguiente vídeo se puede ver y escuchar la ópera completa.

2 comentarios:

Mariluz Gonzalez Hidalgo dijo...

En mi pueblo, Marbella, aún salimos al campo, el día 1 de noviembre, para comer castañas asadas acompañadas de anís :) y también se sigue visitando los cementerios...

Un abrazo

Classic Musica dijo...

Sí, Mariluz. Por aquí, también se sigue la tradición de visitar cementerios y comer castañas. Pero el Don Juan Tenorio hace muchos años que desapareció por completo y lo encuentro a faltar.

Te devuelvo el abrazo.
Rosa