02 abril 2016

Schumann, Kinderszenen (Escenas de niños)




Inspiradas en la niñez y de estilo sencillo, las Kinderszenen op. 15 escritas en 1838 no estaban especialmente construidas para que las tocaran los niños. El carácter sereno de la obra contrasta con un período atormentado de la vida de Robert Schumann, cuando comenzó su noviazgo con Clara Wieck y el padre de ella se opuso inflexiblemente al mismo y a su matrimonio.

Schumann no escribió para intérpretes jóvenes hasta que no tuvo hijos propios. Según explicó a Clara: "quizá fuera un eco de cuando una vez me dijiste que, a veces, te parecía un niño; sea como fuera, de repente me vino la inspiración y despaché 30 obritas extrañas de las cuales he seleccionado 13 y las he denominado Kinderszenen. Te gustarán, aunque por el momento tendrás que olvidar que eres una virtuosa del piano".

Retrato de Schumann niño

Además del tema unitario de la niñez la mayoría de las trece piezas podrían también tener una relación que se deriva del motivo inicial de Von fremden ländern und Menschen (aunque a menudo sin la primera nota).
Toques llenos de fantasía incluyen súplicas sin responder en una séptima dominante no resuelta al final de Bitten des kind, y en el niño, vencido por el sueño, en el acorde subdominante en Kind im Einschlummen. La felicidad encuentra salida en saltos de Re a Fa mayor en Glükes genung, mientras que la elección de la tonalidad oscura del Sol sostenido menor intensifica la seriedad de Fast zu emst. Un mundo de anhelo se encierra en la frase inicial de cuatro compases de Träumerei que da lugar a la pieza entera. El aire misterioso de Fürchtenmachen se logra con repentinos cambios de tempo y sforzandi impredecibles. Der Dichter spricht es un epílogo característico del tipo frecuentemente encontrado en las canciones y ciclos de canciones de Schumann, que se apaga lentamente en la distancia y el silencio.

Clara Wieck

1. Von fremden Ländern und Meschen (De extraños paises)
2. Kuriöse Geschichte (Cuento gracioso)
3. Hasche-Mann (El juego del escondite)
4. Bittendes Kind (el niño reza)
5. Glückes genung (Felicidad)
6. Wichtige Begebenheit (Gran acontecimiento)
7. Träumerei (Ensueño)
8. Am Kamin (Alrededor de la lumbre)
9. Ritter vom Steckenpferd (Sobre el caballito de madera)
10. Fast zu ernst (Casi demasiado serio)
11. Fürchtenmachen (Asustando)
12. Kind im Einschlimmern (El niño va a dormirse)
13. Der Dichter spricht (Habla el poeta)

La pieza más conocida es la número 7, Träumerei (Ensueño) que suele interpretarse en solitario frecuentemente.


1 comentario:

q u i n ø f f dijo...

Bienvenida otra vez. Fascinantes aportaciones, como es costumbre, y excelente elección la de Horowitz. ¡Saludos!