18 mayo 2018

Mozart, Concierto para violín nº 5 (K219)




El Concierto para violín núm. 5 en La mayor, K 219, con frecuencia conocido con el sobrenombre de "El turco", se cree que fue compuesto por Mozart en 1775 y podría haberse estrenado durante la temporada de fiestas de aquel mismo año en Salzburgo. De ello se desprende  por la típica estructura de movimientos alternantes rápido-lento-rápido.

Mozart compuso la mayoría de sus conciertos para instrumentos de cuerda entre 1773 y 1779, pero hasta al momento, no se sabe con certeza para quién, ni para qué ocasión fueron escritos. De la misma manera, la fecha de creación de estas obras no está clara. Los análisis de la escritura y de las filigranas del papel han demostrado que la datación de los cinco conciertos para violín no son reales. Al parecer, Mozart cambió el año de la composición del quinto concierto -que originalmente era de 1775- y la substituyó por 1780, y, más tarde, volvió a rectificar a 1775, deconociéndose los motivos que tuvo para hacerlo. La partitura autógrafa se conserva en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, en Washington D.


Violin de Mozart
Cada uno de los conciertos de violín de Wolfgang Amadeus Mozart es más largo y épico que el precedente y en el momento de escribir el último, el No. 5 en La mayor, K. 219, Mozart había logrado crear algo muy parecido a lo que seria el concierto instrumental del siguiente siglo.

Aunque la pieza en sí está claramente dentro de la tradición clásica del concierto de cámara, su duración, escala y el grado de sus demandas técnicas marca el trabajo como algo nuevo para el violín. Muchas obras con iguales o mayores exigencias ya habían sido compuestas por aquel entonces, pero ninguna de ellas ha sobrevivido a la prueba del tiempo, y ciertamente ninguna es tan formidable como ésta, razón por la que acostumbra a recibir tanta atención de musicólogos e historiadores, a semejanza de las joyas de la corona del catálogo de conciertos de piano de Mozart.

El escenario dramático del Concierto No. 5 es realmente impresionante: es casi una ópera en forma de concierto, con el solista como protagonista. Un caballo de batalla del repertorio estudiantil y un elemento básico para los profesionales del violín.

Mozart con la Espuela de Oro
Escrito para dos oboes, dos trompas y cuerdas, en La mayor, una tonalidad que Mozart no volvería a utilizar en un concierto hasta 1782 en el K.414 para piano y orquesta, consta de los tres clásicos movimientos y las indicaciones para los mismos son:

Allegro Aperto - Adagio - Allegro Aperto
Adagio
Rondeau - Tempo di Minuetto

La indicación de Aperto en el primer movimiento es muy poco habitual en la música instrumental del compositor, no en cambio en sus obras operísticas. Esto implica que la pieza ha de ser comprendida en un contexto más amplio, con más majestuosidad que la de un simple Allegro.

El primer movimiento se inicia con la orquesta presentando el tema principal, una melodía típica de Mozart. El solo de violín llega con un breve pero dulce adagio, con un sencillo acompañamiento de la orquesta. A continuación, se combina el tema principal con el solo de violín, que interpreta una melodía diferente que destaca sobre la orquesta. La duración del primer movimiento es de unos 10-11 minutos. Mozart compuso más tarde el Adagio para violín y orquesta, K.261 como sustituto del movimiento lento original. El Rondó final es un minuetto recurrente. En la parte central hay un cambio de compás de 3/4 a 2/4 y aparece la música de carácter turco, motivo por el cual el Concierto ha recibido el sobrenombre de "El turco".


02 abril 2018

Berlioz, Nuits d'été Nº 1 Villanelle





LAS NOCHES DE ESTÍO Op.7 (Les nuits d'été)

Música de Héctor Berlioz (1803 - 1869)

Texto de Teófilo Gautier (1811 - 1872)


Villanella

Cuando llegue la estación nueva,
cuando hayan desaparecido los fríos,
los dos nos iremos, bella mía,
para coger los lirios en el bosque.
Bajo nuestros pies desgranando las perlas
que se ven por la mañana temblar,
iremos a escuchar a los mirlos
silbar.
La primavera ha llegado, bella mía;
es el mes por los amantes bendecido;
y el pájaro, satinando su ala,
dice sus versos al borde del nido.
¡Oh! Ven pues a este banco de musgo,
para hablar de nuestros hermosos amores,
y dime con tu dulce voz:
¡Siempre!
Lejos, bien lejos, extraviando nuestros pasos,
hagamos huir al conejo escondido,
y al gamo, inclinado en el espejo de la fuente
admirando su gran cornamenta;
luego, en nuestro hogar, felices y contentos,
apretando nuestros dedos,
volveremos, trayendo canastas de fresas
del bosque.




Villanelle

Quand viendra la saison nouvelle,
Quand auront disparu les froids,
Tous les deux nous irons, ma belle,
Pour cueillir le muguet aux bois.
Sous nos pieds égrenant les perles
Que l'on voit, au matin trembler,
Nous irons écouter les merles
Siffler.
Le printemps est venu, ma belle;
C'est le mois des amants béni;
Et l'oiseau, satinant son aile,
Dit ses vers au rebord du nid.
Oh! Viens donc sur ce banc de mousse,
Pour parler de nos beaux amours,
Et dis-moi de ta voix si douce:
Toujours!
Loin, bien loin égarant nos courses,
Faisons fuir le lapin caché,
Et le daim, au miroir des sources
Admirant son grand bois penché;
Puis chez nous, tout heureux, tout aises,
En paniers, en laçant nos doigts,
Revenons, rapportant des fraises
Des bois.


12 febrero 2018

J. L. Pérez de Arteaga - Aniversario



En este primer aniversario, queremos decirte José Luis que te recordamos y seguimos encontrando a faltar tus comentarios.

Te dedicamos este vídeo con la quinta de tu admirado Mahler, con quién ahora seguramente puedes departir, así como también con el maestro Abbado.

Con todo respeto, un abrazo a los tres.




Gustav Mahler-Symphony nº 5

23 diciembre 2017

Vivaldi, Gloria RV589




El Gloria in excelsis Deo, comúnmente denominado  Gloria, es un texto antiguo que data del siglo II y forma parte de la misa católica. Puede recitarse o cantarse con música y existen muchas melodías distintas para acompañar la letra.

Durante el año 1713 hubo un cambio en las responsabilidades de Antonio Vivaldi como maestro di violino del Pio Ospedale della Pietà de Venecia. Hasta ese momento, la música secular había sido su pan de cada día, pero luego dirigió sus preferencias hacia  la composición de obras corales sacras, algunas de las cuales se convirtieron en los mejores tesoros de su gran producción musical.
No se conoce la fecha exacta, pero durante los años siguientes Vivaldi compuso varios Gloria, el que está catalogado como de RV 589 es el más conocido y popular, pero se sabe que al menos escribió dos Glorias más, el RV 588  y el RV590 que se ha perdido.
Como había hecho con otras composiciones corales, Vivaldi también escribió introduzioni , es decir, motetes que se interpretaban con carácter previo a estas canciones sagradas. Para estos Gloria existen cuatro: Cur Sagittas (RV 637), Jubilate, o amoeni cori (RV 639), Longe mala, umbrae, terrores (RV 640), y Ostro picta, armata espina (RV 642).

En los dos siglos posteriores a la muerte de Vivaldi, la existencia de esta hermosa obra fue ignorada, incluso para los eruditos barrocos. Después de haber permanecido oculta durante mucho tiempo, en una pila de manuscritos junto a otras piezas desconocidas, fue descubierta  a fines de la década de 1920 en la Biblioteca Nacional de Turín. El Gloria RV589 tuvo su primera presentación pública  durante la "Semana de Vivaldi" en el otoño de 1939, en Siena.



Al componer, Vivaldi fragmentó el texto oratorio del Gloria en 11 secciones, cada una de las cuales tiene un ambiente musical propio, por lo cual, si se quiere, puede interpretarse aisladamente una sola pieza.
Todas las partes vocales, desde los dos solistas de soprano y alto hasta el tenor y el bajo, fueron escritos originalmente para voces de mujeres, ya que no se permitía a hombres en el Pio Ospedale della Pietà, exclusivamente femenino (Vivaldi y el resto del personal masculino eran , por supuesto, miembros del sacerdocio); de vez en cuando la parte del bajo se mueve tan bajo que incluso los bajos femeninos notables de la Pietà deben haber tenido que transponer una octava. Solo dos instrumentos de viento -un oboe y una trompeta- se agregan al habitual contingente barroco de cuerdas, y el bajo continuo probablemente se habría reproducido por órgano.

El Gloria RV 589, en re mayor, tiene una duración aproximada de un poco más de media hora y se compone de once o doce movimientos (dependiendo de si el cuarto y el quinto son contados como uno o son contados como un pasaje solamente).
Gloria, para 3 voces solistas, coro, trompeta, oboe, violín (ad lib), 2 violas, 2 violoncelos, cuerdas y continuo en re mayor, RV 589.



I. Gloria en excelsis Deo  (Coro) Gloria, gloria, a Dios en lo más alto
II. Et en terra pax  (Coro) y en la tierra paz y buena voluntad a los hombres.
III. Laudamus te  (Sopranos) Te alabamos, te bendecimos. Te adoramos, te glorificamos.
IV. Gratias agimus tibi  (Coro) Te damos gracias
V. Propter magnam gloriam  (Coro) por tu gran gloria.
VI. Domine Deus  (Soprano) Señor Dios, Rey del cielo, Dios Padre Todopoderoso.
VII. Domine, Fili unigenite  (Coro) Señor, el hijo unigénito, Jesucristo,
VIII. Domine Deus, Agnus Dei  (Contralto) y coro Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre. Quien quita los pecados del mundo Ten piedad de nosotros.
IX. Qui tollis peccata mundi  (Coro) que quita los pecados del mundo Recibe nuestra súplica.
X. Qui sedes ad dexteram Patris  (Contralto) Quien está sentado a la diestra del Padre, ten piedad de nosotros.
XI. Quoniam tu solus sanctus (Coro) Porque solo tú eres santo, solo Tú eres el Señor, solo tú eres el más elevado Jesucristo.
XII. Cum Sancto Spiritu  (Coro) Con el Espíritu Santo, En la gloria de Dios el Padre, Amén.




25 octubre 2017

Franz Liszt, Mephisto Walzer




Los Mephisto-Walzer ("valses Mefisto" o "valses de Mefisto") son cuatro valses compuestos por Franz Liszt en los siguientes periodos: de 1859 a 1862, entre 1880 y 1881, en 1883 y en 1885, respectivamente. Los dos primeros fueron compuestos, en un principio,  para orquesta y posteriormente se arreglaron para piano solo y dueto dos pianos. El tercero y el cuarto se escribieron  para piano solo. El primero de estos Mephisto-Walzer es el más conocido de los cuatro y el que frecuentemente se ha grabado e interpretado en conciertos.



El Mephisto-Walz n.º 1, „Der Tanz in der Dorfschenke" ("El baile en la taberna del pueblo"), fue concebido primero para orquesta y más tarde como obra para piano. Tiene tres versiones: la orquestal (S.110/2), el dueto para piano (S.599/2) y la versión para piano solo (S.514). Todas ellas datan del trienio entre 1859 y 1862. Sin embargo, Liszt ya había empezado a componer la versión para orquesta algo antes, pues fue escrita entre 1856 y 1861. Fue a partir de 1859 cuando empezó a adaptarla sólo para piano.

Este vals es un claro ejemplo de música programática, ya que toma para su desarrollo un episodio del Fausto de Nikolaus Lenau (1802-1850), y no de la obra de Goethe. El Vals Mefisto n.º 1 está dedicado a Carl Tausig, el alumno favorito de Liszt. Desgraciadamente, Tausig murió prematuramente en 1870, a los 29 años de edad.



El episodio que Liszt eligió de la obra de Lenau transcurre en la taberna del pueblo (La danza/Taberna del pueblo/Boda. Música y danza) y es de una naturaleza más bien erótica: Fausto y Mefistófeles, como cazador, entran en un bar donde se está celebrando una fiesta por una boda. Mefisto coge el violín de uno de los juglares, lo afina (representado en la pieza de Liszt por las quintas al inicio del vals) y entonces comienza a tocar una melodía frenética. Después, el vals se ralentiza y da inicio un nuevo tema, amoroso, que intoxica a todos los campesinos allí presentes.

 En el texto de Lenau, incluso las "resonantes paredes de la taberna se lamentan, verdes ("blancas" en el texto) de envidia, porque no se pueden unir a la danza". Fausto aprovecha la situación y coge a la novia para bailar con ella, una belleza de ojos negros (que no es "Gretchen" sino "Hannchen"). Tras de un poco de cortejo, se fuga con ella hacia el bosque. Un ruiseñor canta una melodía y la música de Liszt crece hasta un impresionante clímax cuando la pareja "es tragada por las impetuosas olas del rapto amoroso" (según el texto de Lenau). Previamente al cenit de la huida de Fausto y la novia, Liszt hace reaparecer el sensual tema lírico del vals.




La intención original de Liszt era publicar el Vals de Mefisto n.º 1 al mismo tiempo que otro episodio de Lenau, La procesión nocturna („Der nächtliche Zug"), que debería preceder a este primer vals, aunque en la obra de Lenau ese episodio fuera posterior a la danza de la posada. El deseo de Liszt no se cumplió finalmente, pues las dos partes del Fausto fueron publicadas por separado.